¿Por qué no vemos viajeros del tiempo?

En 1985 Arthur C. Clarke escribía: "el argumento más convincente contra la posibilidad del viaje en el tiempo es la llamativa ausencia de viajeros". Al fin y al cabo, parece bastante razonable suponer que si existiesen verdaderamente las máquinas del tiempo, más temprano que tarde se podrían replicar y enseguida comenzarían a pulular los viajeros del tiempo por todos lugares y épocas.


En 1992, Stephen Hawking enunciaba su conjetura de la protección de la cronología. Básicamente, lo que afirmaba era que los viajes en el tiempo estaban prohibidos por las leyes físicas (al menos, a nivel macroscópico). De no ser así, deberíamos estar invadidos por hordas de turistas procedentes del futuro, cosa que no observamos en absoluto.

La proposición de Hawking se basaba en ciertos argumentos extraídos tanto de la teoría general de la relatividad como de la mecánica cuántica. Si se consideraba la geometría del espaciotiempo tal y como se hace habitualmente en la relatividad, lo que técnicamente se denomina una variedad diferenciable cuatridimensional de Hausdorff (esto sólo lo digo para darle apariencia de rigor al resto del post...), entonces se llega a la conclusión de que cualquier máquina del tiempo imaginable (bien sea un agujero de gusano de Morris-Thorne, las cuerdas cósmicas de Gott, la curvatura espacial de Alcubierre o un tubo de Krasnikov) permitiría al viajero del tiempo aventurarse hacia el pasado solamente, como mucho, hasta el momento de la construcción de la máquina. Esto significa que, a menos que alguien haya desarrollado ya secretamente una máquina del tiempo, entonces, para visitarnos a nosotros, los viajeros del futuro tendrían que utilizar máquinas del tiempo naturales o construidas por civilizaciones extraterrestres mucho tiempo atrás. Como no tenemos constancia de la existencia de ninguno de estos artefactos o estructuras que nos permitiesen recorrer lo que se denominan, en la jerga de los científicos que se dedican a estudiar estos temas, curvas cerradas de tipo tiempo, parece que la conclusión lógica es que deben estar prohibidas por las leyes que gobiernan el universo.

Y no os vayáis a pensar que solamente la física se ha encargado de rebatir la existencia del viaje en el tiempo. Han surgido respuestas incluso desde el mundo de la economía. M.R. Reinganum, economista, propuso en 1986 que si los viajeros del futuro nos hubieran visitado podrían perfectamente haber usado información privilegiada para hacer derrumbarse los intereses de las entidades financieras. Debido a que lo que observamos habitualmente parece todo lo contrario, los viajeros deben forzosamente no existir. Pensad tan sólo en los oscuros deseos de fama y fortuna sin fin que logra Biff Tannen con ayuda del almanaque de resultados deportivos en Regreso al futuro II (Back to the Future II, 1989) o los ingeniosos protagonistas de la película más desconcertante sobre viajes en el tiempo jamás filmada: Primer (Primer, 2004).

En cambio, si cruzamos la calle y nos dirigimos a la acera de enfrente (en el sentido estricto de la expresión...) vemos que los escritores de ciencia ficción han imaginado, desde siempre, una gran variedad de fenómenos físicos que podrían ser la causa de la aparente imposibilidad de observar viajeros del tiempo procedentes del futuro, en el caso de que existiesen. Entre algunas de esas causas se pueden citar, por ejemplo, efectos colaterales del viaje, que les harían invisibles o incluso sufrir amnesia, como los protagonistas de la serie Perdido en el tiempo (Quantum Leap, 1989-1993), quienes únicamente pueden permanecer en nuestro tiempo durante periodos arbitrariamente cortos. También otros motivos, que tienen que ver con que su manifestación física es poco clara o imperfecta, de tal modo que solamente son visibles o audibles como fantasmas, espíritus o fenómenos paranormales.

Algunas de estas ideas se pueden encontrar, por ejemplo, en "The Founding of Civilization", el relato publicado en 1968 por el autor ruso R. Yarov, en el que una ley física impide a los viajeros del tiempo detenerse en cualquier instante. Así, las máquinas viajan constantemente, sin parar. Los afortunados testigos de sus fugaces presencias las interpretan de muy distintas maneras: los más supersticiosos, como ovnis, naves espaciales extraterrestres, espectros y otras criaturas sobrenaturales; por contra, los más escépticos solamente ven fenómenos atmosféricos un tanto inusuales.

En "El zorro y el bosque", de Ray Bradbury, se utiliza un dispositivo de bloqueo psicológico para asegurar que los viajeros del tiempo no puedan transmitir información tecnológica ni dar a conocer detalles acerca del viaje en el tiempo a los habitantes del pasado. Algo similar se puede leer en la obra de 1942 "Mi nombre es Legión", del siempre sorprendente Lester del Rey.

Podríamos continuar durante párrafos y párrafos enumerando cientos de propuestas y soluciones a la aparente paradoja de la ausencia de viajeros del tiempo. De hecho, bien se podría escribir una extensa monografía sobre el tema. Pero no es éste el objetivo de este post (aunque no lo parezca, ¡JUAS!). Bien, dejando a un lado todos los argumentos anteriores y suponiendo por un momento que tanto las máquinas como los viajeros del tiempo existiesen, la pregunta que inevitablemente se nos plantea es: ¿podemos imaginar, con cierta base científica, algún motivo por el que no tengamos pruebas de que aquellas hayan sido utilizadas? Os expongo, a continuación, siete de ellos que se pueden encontrar en el libro de David Toomey citado en la fuentes.


El viaje en el tiempo requiere el uso de agujeros de gusano naturales o preexistentes que nunca han sido descubiertos.

Las curvas cerradas de tipo tiempo existen en algún lugar del universo, pero no han sido encontradas. Es posible que tengan una vida muy breve, que sean extraordinariamente raras o que estén fuera del alcance de nuestros telescopios.


El viaje en el tiempo es inaceptablemente caro o peligroso.

Es posible que se descubran curvas cerradas de tipo tiempo, pero que se encuentren a unas distancias tan grandes que viajar hasta ellas por el espacio ordinario sea prohibitivamente caro. Por otra parte, aunque se demostrase que el viaje en el tiempo es económicamente viable podríamos considerar que no vale la pena correr el riesgo que representa para nuestras vidas. Tal vez una civilización suficientemente avanzada decida intentarlo, se produce un accidente y se pone fin al intento para siempre.


En 1980 G. Fulmer señalaba la posibilidad de la existencia de alguna limitación física aún desconocida que impidiese el viaje en el tiempo: quizá el gasto de energía de la máquina dependiese matemáticamente de la cuarta potencia del tiempo que uno pretendiese recorrer, haciendo posibles únicamente viajes muy breves. Cabría la posibilidad de que esto se descubriese dentro de muchos años y, en consecuencia, aún no hayan tenido tiempo de alcanzarnos sus efectos.

El gran Robert Heinlein usa el argumento anterior en su novela "Puerta al verano", con una ley algo menos restrictiva (inversa con el cuadrado de la distancia temporal). Isaac Asimov, asimismo, emplea ideas similares en su relato "Botón, botón", en el que una máquina es capaz de rescatar y traer al presente objetos procedentes del pasado, siempre que su peso sea extremadamente reducido (la ley matemática, en este caso, es una exponencial inversa).

Otra idea muy interesante es la que sugiere que el flujo temporal tiene forma de espiral. No podemos movernos por él con velocidad "normal" a lo largo de su longitud, pero sí que resulta posible saltar entre los tramos de la espiral adyacentes más próximos entre sí.

Poul Anderson en "Flight to Forever" cuenta la historia de un viajero del tiempo quien, tras desplazarse cien años al futuro, descubre con horror que es incapaz de retornar nuevamente a su época porque el consumo energético es exponencialmente creciente para el viaje al pasado. En cambio, el periplo al futuro resulta enormemente más económico y mucho menos restrictivo. Decide, pues, seguir adentrándose en el futuro con el propósito de hallar alguna vez una civilización suficientemente avanzada que le pueda prestar ayuda. Nunca lo logra y entonces acaba viajando con destino al final del universo, el Big Crunch, cuando todo desaparece y asiste a un nuevo Big Bang, el nacimiento del nuevo universo y de un nuevo ciclo temporal. Emprende, una vez más, otro viaje al futuro que le llevará hasta un instante justamente anterior a aquél en el que decidió partir la primera ocasión. La experiencia le deja tan aterrorizado y traumatizado que decide eliminar todo vestigio de su increíble aventura. A partir de este momento, nadie vuelve a intentar el viaje en el tiempo.

¿Alguno de vosotros se atrevería a montarse en la máquina del tiempo, si conocieseis de antemano sus riesgos, peligros y posibles consecuencias? ¿No preferiríais optar por utilizar cobayas, aunque fuesen humanas, tal y como hace, por ejemplo, D.C. Compton (1971) en su "Hot Wireless Sets, Aspirin Tablets, the Sandpaper Sides of Used Matchboxes, and Something That Might Have Been Castor Oil", donde emplea al arquetípico "tonto del pueblo" como primer viajero del tiempo de la historia?

¿Y qué me decís de la idea de D. Platcha, expuesta en su "The Man from When", donde sugiere la posibilidad de utilizar tan sólo una única vez el viaje en el tiempo, a sabiendas de que la Tierra será totalmente destruida en un futuro muy próximo, unos 18 minutos?


El viaje en el tiempo deja de ser interesante.

El mismísimo Kip Thorne, uno de los pioneros en el campo del estudio científico riguroso de las máquinas del tiempo, abandonó  el tema a principios de la década de 1990 para dedicarse a investigar la cuestión de las ondas gravitacionales. Posiblemente otros científicos hagan lo mismo y vayan perdiendo interés por las máquinas del tiempo, dirigiendo su atención y esfuerzos hacia otros asuntos. También podría darse un cambio de tendencia generalizado y la cultura científica experimental se dirigiese o enfocase hacia temáticas más filosóficas que físicas, por ejemplo.

En los últimos 4-5 siglos el conocimiento y el progreso científico-tecnológico nos ha habituado, de alguna manera, a pensar de un determinado modo, a ver el mundo bajo una óptica muy diferente a como se hacía muchos siglos atrás. Durante largos periodos como la Edad Media en la Europa occidental, incluso se detuvo el progreso de la ciencia. El método científico, tal y como lo conocemos actualmente, nació con Galileo Galilei (1564-1642). Es posible que no sea algo tan sólido como nos gustaría imaginar.


Suponed que, por algunas de las razones anteriores, solamente unos cuantos viajeros en el tiempo acaban emprendiendo el viaje. Quizá únicamente unos cuantos viajan a épocas posteriores a la nuestra y su presencia es ampliamente divulgada y conocida o, por el contrario, pasa desapercibida; o puede que otros pocos viajan a nuestra época a épocas anteriores a la nuestra, pasando por diversos motivos, inadvertidos. ¿No podría constituir esto razón más que sobrada para haberse puesto el punto final a los poco interesantes y estimulantes viajes en el tiempo?


El viaje en el tiempo está prohibido, aunque resulta posible.

Encuentros entre sociedades de niveles tecnológicos radicalmente diferentes provocan casi inevitablemente que las menos avanzadas sean las que se lleven la peor parte y sufran un mayor trauma. Éste es un tema recurrente en la ciencia ficción más reflexiva, de carácter más social que científico. Sociedades muy seguras de su lugar en el universo se desintegraron al entrar en contacto con otras previamente desconocidas con ideas y formas de vida muy diferentes; otras sociedades que sobrevivieron a la experiencia pagaron el precio de unos cambios traumáticos en sus valores, actitudes y comportamiento.

Tal vez, si falla la conjetura de la protección de la cronología de Hawking, surja una preocupación ética de amplia aceptación en contra del viaje en el tiempo, o una ley que lo prohíba. ¿Y si la civilización capaz de viajar en el tiempo, para proteger a los habitantes del pasado o mismamente al propio pasado, hubiese prohibido el viaje en el tiempo? ¿Acaso nuestra civilización no ha creado reservas naturales donde preservar especies en vías de extinción? Si el refugio es "perfecto" el refugiado ni se dará cuenta. ¿No puede ser éste nuestro caso?

Aunque quizá las generaciones futuras nos consideran éticamente atrasados y peligrosos, y optan por mantenernos en un aislamiento forzoso para protegerse ellos mismos de nuestra nefasta presencia e influencia.


Los viajeros en el tiempo procuran pasar inadvertidos.

Podrían utilizar varias estrategias que no violan las leyes físicas conocidas. Tal vez nos observan desde el espacio, a cierta distancia, o mediante robots que de alguna forma consiguen permanecer invisibles a nuestros instrumentos. Tal vez están mucho más cerca pero drogan, hipnotizan de forma rutinaria a todo posible testigo de su presencia. ¿No podría darse la posibilidad de la existencia de una Comisión de Control del Tiempo, encargada de regular los viajes al pasado para evitar posibles transformaciones del presente y futuro, tal y como nos muestra el sin par Jean Claude Van Damme en Timecop, policía en el tiempo (Timecop, 1994)?

Paul Davies, el célebre científico y divulgador, ha sugerido que civilizaciones muy avanzadas, con el fin de ahorrar energía y hacer más eficiente el viaje, podrían reducir su propio tamaño.

O tal vez podrían estar ya entre nosotros, disfrazados, camuflados, tras haber sido cuidadosamente instruidos en nuestro idioma y costumbres. La reciente película Outlander (Outlander, 2008), protagonizada por Jim Caviezel tiene en cuenta las premisas anteriores. Kainan (Caviezel) se estrella con su nave espacial en la Noruega de la época vikinga. Con ayuda de tecnología muy avanzada se autoimplanta a través del globo ocular todos los conocimientos necesarios para pasar lo más desapercibido posible, aprende el idioma y se viste con las ropas adecuadas.

Los escritores de ciencia ficción, una vez más, han propuesto varias hipótesis sobre la identidad de los viajeros del tiempo. Así, encontramos a los equivalentes futuros de nuestros propios antropólogos o historiadores, como en Timeline (Timeline, 2003), basada en la novela "Rescate en el tiempo" del prolífico Michael Crichton; o a clases particularmente aventureras de turistas que se dedican a presenciar grandes catástrofes del pasado, como en Huída a través del tiempo (Grand Tour: Disaster in Time, 1992), algunos de los cuales nos visitan durante días, semanas o meses y luego se van; en cambio otros se quedan más tiempo y unos pocos, incluso, se quedan entre nosotros para siempre. De vez en cuando, alguno delata involuntariamente su procedencia, al escapársele algún hecho o tecnología del futuro. Nosotros, en cambio, les tomamos por locos y los encerramos en un sanatorio mental, como se refleja en Doce monos (Twelve Monkeys, 1995); les confundimos con alguna clase de demonios al estilo de lo que sucede en Timerider. El jinete del tiempo (Timerider: The Adventure of Lyle Swann, 1982); o les consideramos brujos y son condenados a morir abrasados en la hoguera, tal cual le sucede a Un astronauta en la corte del rey Arturo (The Spaceman and King Arthur, 1979). Afortunadamente, la avanzada tecnología de su traje espacial le salva en el último momento. Claro que siempre cabe la posibilidad de que los viajeros del tiempo sean simios evolucionados a partir de la especie humana y permanezcan ocultos trabajando en circos ambulantes, al estilo de Huída del planeta de los simios (Escape from the Planet of the Apes, 1971).


La civilización humana no sobrevive el tiempo suficiente como para desarrollar el viaje temporal.

En la célebre ecuación de Drake encontramos entre sus factores el de la longevidad de una civilización, es decir, el tiempo que sería capaz de vivir antes de desaparecer o, simplemente, autodestruirse.

Durante la época de la Guerra Fría, especialmente los soviéticos, eran muy pesimistas en lo referente al valor de dicho parámetro en la ecuación de Drake. Otros, en cambio, pensaban que el período de peligro nuclear de una civilización era relativamente breve y, una vez superado, podría sobrevivir durante bastante tiempo.

Pero no solamente a causa de un holocausto nuclear podría desaparecer nuestra civilización. Hay otras posibilidades, como el impacto de un meteorito tal como un asteroide o un cometa; una plaga natural o artificial; una supernova o similar; etc.

En relación a esto último, en 1982, M. Shaara relata en "Time Payment" la posibilidad real del viaje en el tiempo, tanto al pasado, como al futuro. Sin embargo, para explicar el "problema" que se plantea ante la aparente ausencia de viajeros procedentes del futuro, los protagonistas de la obra llegan a la conclusión  de que únicamente existen dos posibilidades: o bien el viaje en el tiempo es tan peligroso que todos los que lo han probado han perecido en el intento, o bien es que en el futuro no existe absolutamente nadie para poder viajar. este segundo argumento viene reforzado por el hecho de que, en la novela, la acción se desarrolla en un futuro lejano, cuando nuestro Sol se encuentra en sus últimas fases de evolución, a punto de convertirse en una nova.


Los viajeros del tiempo prefieren viajar a épocas distintas a la nuestra.

Esta posibilidad ataca directamente a nuestra autoestima como seres humanos. Quizá debamos asumir que no les interesamos en absoluto.

Si comprimiésemos la edad del universo en un solo año (a esto se le conoce como año cósmico), el sistema solar se formaría a mediados del mes de septiembre. Todo lo que se registra en la historia escrita, es decir, el surgimiento y decadencia de las grandes civilizaciones, aparece en los últimos diez segundos del 31 de diciembre.

Si nuestros descendientes futuros de dentro de 3.000 millones de años quisieran visitarnos sería algo parecido a que nosotros mismos visitáramos la Tierra en la época en que surgieron los primeros organismos unicelulares. ¿Podríamos o seríamos capaces de reconocer a los viajeros procedentes de un futuro tan lejano? ¿Cómo se comunicarían con nosotros? Es más, ¿se mostrarían siquiera interesados? Si dispusiéramos de un año entero para visitar y conocer, ¿querríamos visitar los últimos diez segundos del último día? ¿A quién no le apetece perderse las campanadas y las uvas de la suerte cósmicas?

Por supuesto que podemos considerarnos importantes y dignos de ser visitados y conocidos. Al fin y al cabo, somos la forma de vida más compleja conocida. Ahora bien, en el futuro lejano ¿también lo seríamos? O, por el contrario, ¿habría otras especies inteligentes en la Tierra? ¿Qué probabilidad existiría de que se desarrollaran? Los mamíferos no colonizaron la Tierra hasta que no desaparecieron los dinosaurios, hace unos 65 millones de años.


Otras razones. Especialmente, las tuyas

Si habéis llegado hasta aquí leyendo, quizá estéis pensando que a vosotros mismos se os están ocurriendo justamente en este momento decenas de otras nuevas razones para justificar la no existencia de los viajeros del tiempo o la misma imposibilidad de sus máquinas. De hecho, me sentiría muy frustrado si así no fuese, ya que os considero a todos dignos lectores de este blog.

Algún avispado, incluso, se habrá dado cuenta de que no he mencionado en ningún momento la interpretación de los universos paralelos, aludida profusamente por muchos autores. Prefiero dejarla para una futura ocasión. De momento, quedaos con tres películas donde se aborda el asunto. Se trata de Timemaster, el señor del tiempo (Timemaster, 1995); El único (The One, 2001) y Déjà vu (Déjá vu, 2006).

Como quiero predicar con el ejemplo, y aun a sabiendas de que lo que a partir de aquí se diga ya haya podido ser tratado en alguna obra literaria o película desconocidas por mí, permitidme mis propias aportaciones. Aquí van:


¿Y si cada vez que alguien intentase viajar al pasado quedase irremediablemente  atrapado en su propio presente? ¿Cómo podríamos ser capaces de localizarle? Cada vez que lo pretendiésemos, su presente ya se habría desvanecido ante nuestros ojos, ya que nos encontraríamos en su futuro.

La muerte no existe. Cuando fallecemos, en realidad, somos transportados al futuro por una civilización extraterrestre que deja aquí únicamente nuestro cuerpo, un mero envoltorio. No es exactamente la misma idea que en la película Millennium (Millennium, 1989) pero se parece.

¿Os atrevéis a proponer las vuestras?



Fuentes:

Paul J. Nahin, Time Machines, Springer, 2ª edición corregida, 2001.

Francisco Javier González-Fierro Santos, Las 100 mejores películas de viajes en el tiempo, Cacitel, 2006.


David Toomey, Los nuevos viajeros en el tiempo, Ediciones de Intervención Cultural, 2008.


71 comentarios:

  1. Y si lo que viaja es una idea, un concepto, un pensamiento, una formula matemática, una partitura o una imagen holografica que esconde un código o una enciclopedia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. alguien ha estado viendo Steins;Gate... (o debería)

      Eliminar
    2. Pues cuando invente yo una máquina del tiempo, no te la dejare usar

      Eliminar
  2. Es parecida a la de que solo puede retrocederse hasta la invención: una máquina del tiempo, en cuanto viaja al pasado, lo primero que hace es retroceder al momento de su encendido, apagándose.

    Buen post y una buena lista de pelis para ver. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Uf, me ha dolido esa "cera" en lugar de "acera"

    ResponderEliminar
  4. la principal razón es que es caro, prefiero el parque planetario de plutón
    time traveller

    ResponderEliminar
  5. Alguien viaja en el tiempo 65000000 de años atras para comprarse un velociraptor para viajar en el, pero no cuenta con la posicion de la tierra en ese instante y cae... quiero un velociraptor...

    Bromas aparte el articulo esta genial, he disfrutado mucho leyendolo.

    ResponderEliminar
  6. Hecho en falta una teoría que puede ser bastante sólida. Y es que para viajar en el tiempo necesites una puerta de entrada y una de salida. Hasta que no se invente la máquina del tiempo no se podrá empezar a recibir viajeros del futuro. Recomiendo la película de Los Cronocrímenes que desarrolla perfectamente esta idea.

    ResponderEliminar
  7. La razón es que es caro, prefiro ir al Parque Natural de Titan o al monasterio zen de las lunas de Plutón

    ResponderEliminar
  8. Si consideramos la posibilidad de un multiverso y el hecho de que, por el mero hecho de viajar al pasado, alteramos el presente generando una nueva línea temporal (como en "Regreso al Futuro II" o “El sonido del trueno” pero sin posible arreglo ni retorno), la falta de pruebas de la existencia de viajeros es, simplemente, porque no los ha habido en este continuo temporal porque, por cada viaje al pasado, se genera una línea temporal divergente a esta (la original, o sin viajeros) haciendo imposible ver uno porque aquí nunca los ha habido, no porque no hayan existido.

    ResponderEliminar
  9. Adoro este tema, ahí va la mía :D

    Es imposible para un viajero darse a conocer:

    - Primero: Por que es imposible cambiar el pasado, si yo intento viajar atrás en el tiempo para matar a mi abuelo/a antes de que concibiera a mi padre/madre, he de saber que habrá una pelea y que no la voy a ganar, mi existencia es la prueba de ello, y si aún así lo intento, quizá cuando me esté llevando una paliza recuerde aquella historia que me contó abuelo de un hombre que le atacó sin motivo aparente, y que acabó en el hospital, o peor, quizá me de cuenta de que yo mismo estoy a punto de ser el motivo por el que mi abuelo pasó tanto tiempo en la cárcel...

    - Segundo (aunque tiene que ver con el primero): Cuando Kyle Reese le habla a Sarah Connor de su hijo, le dice su nombre. Entonces ¿Quien le pone el nombre a John Connor? Nadie, esa información sale de la nada, y se transmite cíclicamente del propio Jonh a Kyle, de Kyle a Sarah, y de Sarah a John quien se lo transmitirá a Kyle... Como esto no es posible, como la información debe salir de alguna parte, otra imposibilidad, parecida a la de arriba impide que un viajero se haga "famoso" puesto que eso podría provocar que el constructor de la máquina supiera, antes de fabricar la máquina que esta iba a existir, y de alguna manera eso se convierte en otro mensaje cíclico, como el nombre de John Connor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien explicado, es incongruente viajar en el tiempo a no ser que haya multiples lineas temporales y que cada vez que alguien viaje en el tiempo se cree una nueva.

      Eliminar
  10. ¿Y si el tiempo sólo existe dentro de la burbuja en que vivimos y cuando morimos pasamos a una dimensión que no podemos ni imaginar?

    Genial el blog!!!

    ResponderEliminar
  11. Y si realmente solo existieran de forma virtual. Es decir, como una película de DVD donde pudieses echarla hacia atras, en el lugar y la fecha que quieras pero sin formar parte de ella, simplemente como espectador.

    ResponderEliminar
  12. Se me ocurre que pongamos que la forma de viajar en el tiempo sea por un agujero de gusano, y otra premisa más, que la velocidad físicamente alcanzable sea finita e incluso más bien corta, como realmente pienso porque hay más cosas que no nos visitan, o eso creo, como extraterrestres. Según ésto primero tendría que estar "cerca" ese agujero de gusano y segundo ¿donde termina?, esto es como un camino en la sierra, si te pones a andar sin conocerlo no sabes donde te llevará, si donde te lleva está lejos de la Tierra es físicamente imposible alcanzarla, tal y como lo es que nos visiten otros seres, al menos tal y como los entendemos, organismos vivos compuestos de partículas. Quizás algún día se abra un agujero de gusano cerca y nos puedan visitar ya sea del futuro o de otros mundos, si es que sobrevivimos.

    Se me ocurre como añadidura que la única forma de viajar a otros planetas sean algún tipo de ser que pueda mantenerse en forma de espora inteligente o capaz de escapar de su planeta hibernando practicamente eternamente, y se dediquen a lanzar esas esporas con la esperanza de que algunas lleguen a algún sitio colonizable. Quizás así surgió la vida en la Tierra, pero no sea controlable su desarrollo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Sin pretensiones científicas, de todas las opciones me quedo con el desinterés por viajar a nuestra época. Igual que actualmente se advierte a los turistas qué países son más peligrosos, el ministerio de exteriores recomienda no viajar a Colombia por ejemplo, en el futuro las autoridades desaconsejarán viajar a determinadas épocas, como la nuestra de dos terribles guerras mundiales, descomunal contaminación ambiental, terrorismo global y VIH. Sé que habría morbosos que quisieran ver a Hitler en directo, pero viajar en el tiempo seguramente costará dinero como hoy cuestan los viajes vacacionales y por el mismo precio quizás sea más romántico y seguro viajar al cretácico a ver dinosaurios.

    Magnifico artículo.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado muchisimo tu artículo. Me he encontrado en tu post un montón de libros que aprecio mucho.
    Pero creo que hay una idea que no tocas y desde mi punto de vista es la más probable que se consiga: el envio de información a través del tiempo. Hace unos años salió una noticia que aseguraba que unos investigadores habían conseguido enviar un haz de luz más rápido que la velocidad de la luz con lo que el haz había llegado antes de salir. A las pocas semanas, salió un comunicado desmintiendolo. Digo yo que alguien que publica algo de ese calibre se asegura muy muy bien lo que dice antes de publicarlo...imaginate el ridículo profesional de no ser cierto.
    Y ahora viene lo bueno, el momento del "Y si...". En el momento de que surgiese ese descubrimiento, ya estaría disponible para toda la linea temporal futura. Y si un gobierno, corporación particular o quien fuese quisiera silenciarlo despues de haberse beneficiado de un descubrimiento así? Pues resulta que tendría que silenciarlo o desprestigiarlo justo despues de que se descubriese...justo como ocurrió. Imaginaos el poder del que sabe lo que va a pasar en 5 min, pues no es nada comparado al que sabe lo que va a pasar en 1 año y así recursivamente.
    Aunque claro..todo dependería de si existe la causalidad temporal.

    Bueno, yo mientras me pongo comodo a ver si aparece alguien para silenciarme...

    Por cierto, no mencionas una brillante historia de viajes en el tiempo como es la primera peli de Futurama "el gran golpe de Bender"; si no la has visto, no te la pierdas

    ResponderEliminar
  16. O el universo conspira contra cualquier viajero del tiempo haciendo todo lo necesario para que no pueda cambiarse nada del pasado, ni delatar su presencia. Creo recordar que era el argumento de una novela.

    ResponderEliminar
  17. ¿Y si cada viaje supusiera la creación (voluntaria o no) de una nueva línea temporal? Suponiendo que el tiempo no sucede en espiral, como sugiere una idea que has soltado, sino de forma fractal, podríamos decir que el viaje sería absolutamente imperceptible, pues ha cambiado la proporción temporal, ya no del viajero, sino de todo el universo que le envuelve.

    ResponderEliminar
  18. Porq la tierra y el sistema solar y todo se mueve, si viajamos atras en el tiempo. La tierra no estaría ahi.

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno, otras películas sobre este tema podrían ser "Donnie Darko", "El efecto mariposa" o "Atrapado en el tiempo" si bien es una temática amplisima

    ResponderEliminar
  20. Quizás el transportar materia a otros "puntos" de la línea temporal sea caro, peligroso o directamente imposible. Pero opino que es muchísimo más probable el voyeurismo temporal. Me explico: No conozco bien la teoría física, pero sé que se han hecho muchos experimentos enfocados a la transmisión instantánea de información, basándose creo recordar en el enlace cuántico, hagas lo que hagas con una de las moléculas, la otra sufrirá exactamente el mismo cambio pese a no haber sido sometida a ninguna fuerza externa. Yendo un paso más lejos, también puede que exista una forma de replicar ese enlace cuántico pero en el tiempo, ver el "replay" de un fenómeno pasado, y desarrollando la teoría llegar al punto de poder "ver el pasado". Sería perfecto: no influyes en la línea temporal, no hay viajeros temporales que puedan "cagarla", literalmente no existe forma alguna de que puedas influir en el pasado ya que NO estás allí. Pero aún así tienes una pantalla, o esfera, o domo o lo que sea, que te está mostrando átomo a átomo lo que allí sucedió.
    PD: Me ha encantado el artículo, excelente recopilación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asimov escribió un relato precisamente sobre este tema. Contaba como dos personas conseguían desarrollar una máquina para ver el pasado cercano alegando que el pasado más lejano se difuminaba y era imposible ver nada. Era curioso porque te contaban como los dos protas luchaban contra viento y marea para hacer público su descubrimiento pues su máquina era barata de fabricar y consideraban que debía ser un bien común. Al final conseguían hacerlo público pese a los esfuerzos del gobierno "malvado". La conclusión del cuento era que habían destruido la libertad individual y por tanto sociedad.
      Imaginate el nivel de represión, podrías ver lo que han hecho tus vecinos, familiares, famosos...

      Eliminar
  21. resulta coherente que con lo poco que sabemos en nuestra efímera prominencia en la evolución, intentemos abarcar las leyes de la naturaleza, deberíamos aplicar la navaja de oklam hasta limites infinitesimales... yo estoy de parte de una explicación un tanto personal al respecto, hay un libro cuyo título podría ser una premisa, la nave de un millón de años de Poul Anderson, el cuerpo es de por si una máquina del tiempo en el que viaja linealmente hacia delante..., el problema está en volver hacia atrás, materialmente no es imposible con lo que sabemos, y lo que sabemos se basa principalmente en los estudios de personas que viven durante un limitado tiempo en la tierra, cuando hacemos una cosa esta es irrescribible, pero.. y si en este universo de miles de millones de años de existencia, de los que ignorantes somos herederos (aunque suene místico) de las estrellas, cupiera una posibilidad natural y que por su sencillez resultaria inimaginable?, cuando un escritor escribe su novela por lo general suele finalizarla antes de modificar por petición de el editor algunas partes o por propia voluntad, esta se modifica generalmente sin provocar grandes desviaciones en el flujo de la historia, porque si hicieramos grandes cambios, hablariamos de otra novela... lo que vengo a decir con esta alegoría es que, aunque suene curioso, cuando completamos el ciclo de nuestras vidas, se convierten en paquetes de información a los que podemos acceder, se habla muchas veces de reencarnación, de una vida tras otra, pero que impidiría al universo el hecho factible de volver a vivir una vida, las explicaciones y los porqués los tendrían en tal caso partes mas complicadas de nosotros mismos y de nuestro planos existencia que en un cuerpo como el nuestro, no tienen cabida, al igual que un motor de 500 caballos de potencia no puede tener un buen rendimiento en un chasis, embrague, dirección... de un 600

    ResponderEliminar
  22. Problemas espacio-temporales:
    Todo en el universo está en movimiento, si vamos 6 meses al pasado no solo la tierra estará esn el otro lado de la elipse que circunscribe entorno al Solo sino que el Sistema Solar se habrá desplazado, y la vía Lactea y nuestro grupo de galaxias... así que la localización espaciotemporal de a dónde queremos ir podría ser imposible.

    Razones espacio-temporales:
    Si el caso anterior no se da y sabiendo que las galaxias en el pasado estaba más juntas podríamos viajar al pasado, despues desplazarnos con menor gasto de energía a otros sistemas donde creemos que puede haber vida y despues avanzar a su futuro para comprobarlo.

    ResponderEliminar
  23. Es muy interesante el artículo, aunque jugamos un poco a recolectar datos de personas que han vivido limitadamente en el tiempo, es una ironía, creo que los unicos que podrían viajar en el tiempo serían los seres inmortales, hoy por hoy no conozco a ninguno, lo mas semejante es que un dia se me ocurriera almacenar en un usb a traves de un sofisticado programa todo lo que vea, oiga, sienta, huela... y ciertamente un día muy lejano me sumerja de nuevo es un matrix de mis propios recuerdos, y cuando muriera? quien sabe... mi idea personal es que cada uno posee la llave de su propia existencia mas allá de nuestra experiencia orgánica y material, deberíamos enfocar como lo hizo el filosofo Descartes, el cuerpo como una maquina compleja, y nuestro pensamiento como algo que aún no llegamos a entender, si consideramos factible almacenar sensaciones en un usb.. en que se convierte entonces esa información sino en parte de nuestra conciencia y manera personal de ver y sentir, si esa información en un usb entendemos pudiera conservarse durante millones de años, porque no así nuestro pensamiento...existe una manera de viajar en el tiempo, y nació casi al mismo tiempo que el universo que habitamos, y es volver a vivirlo... que pasaría si pudieramos volver a vivir nuestras vidas, solamente se sentirían extrañas nuestras ideas ireconciliables con el momento, pequñas riminiscencias que nuestro cuerpo poco evolucionado apenas traduciria a pensamientos coherentes y lógicos, o dicho de otra manera, los viajeros en el tiempo serían un puñado de locos que dicen ser de otro tiempo..., nos esforzamos en complicar el curso de las cosas cuando ellas llevan fluendo miles de millones de años, si no somos capaces de ver, será porque nuestro cuerpo no es la máquina perfecta, como podría ser un ordenador de antaño sin ranura de usb para leerlo...

    saludos!!

    ResponderEliminar
  24. Buen artículo, pero tiene un detalle erróneo.

    La ciencia no se "detuvo" en la edad media. La ciencia simplemente no existía tal como la conocemos.

    No obstante, incluso en la edad medioa hubo progresos filosóficos y matrmáticos que permitieron la revolución científica, y no me refiero sólo a Arabia, sino también en algunos países europeos. Prueba de esto es que el progreso científico ocurrió en Europa, mientras se detuvo o nunca existió en otros países.

    Lamentablemente, es muy difícil eliminar esos memes pseudohistóricos introducidos por algunos pedantes de la Ilustración.

    ResponderEliminar
  25. Mi idea es que existen INFINITOS universos, infinitos pasados a los que viajar, con infinitas versiones del mismo momento histórico... pero existen FINITOS viajeros en el tiempo, lo cual haría que la probabilidad de que un viajero viaje a tu momento histórico y lo veas, sea infinitamente baja y que la probabilidad de que 2 o más viajeros viajen a dos momentos del mismo universo, también infinitamente baja. Eso descartaría la idea de "si existiera el viaje en el tiempo, estaríamos llenos de turistas temporales" porque en cierta medida sí pasa, pero de a un turista por cada universo entre tantos infinitos universos.

    ¿Qué te parece?

    ResponderEliminar
  26. Porque la tierra y el sistema planetario se mueven, nunca están en el mismo sitio. Si viajara solo 1 mes al futuro, acabaría orbitando junto a la Luna.

    ResponderEliminar
  27. Me ha gustado el artículo:
    Viendo las respuestas se me ocurre una cosa, lo del USB me ha recordado algo. Quizás sea imposible viajar al pasado, pero al futuro llegará un momento que sí sea posible. Pero no será algo instantáneo con lo que diréis, "vaya merdé!" no lo será para el original pero a nuestra copia "átomo a átomo" sí le parecerá instantáneo. Si fuésemos capaces de copiar exactamente nuestro cuerpo en un momento dado, esa copia cuando la activásemos sería como si hubiésemos viajado en el tiempo.
    No creéis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puffff yo no lo tengo tan claro. He mirado por internet y se estima que el cuerpo humano tiene del orden de 3.10^24 atomos. Solo en información necesaria para situar cada atomo en su sitio, suponiendo 16bits para cada una de las 3 posiciones espaciales, y otros 8 bits para determinar de que elemento es ese átomo (y sin bits para la verifiación de errores y demás, osea tirando muy por lo bajo), necesitarías:
      ((16 x 3) + 8) x 4.10^24 = 10^26 bits aprox = 2.10^22 Tera Bytes

      jejeje...creo que nunca existirá un pc capaz de manejar esa cantidad de información (y yo no pienso dejar que le hagan un winrar a la posición de mis átomos)
      Aparte, colocar un átomo en una posición no garantiza que establezca un enlace con el átomo circundante que corresponda.

      Y por último...quiero creer (sin mucha fe eso si) que tenemos algo llamado alma.

      Eliminar
  28. A ver. Pienso que es sencillo. El espacio y el tiempo tienen una vinculación. Por ejemplo. Si yo hace una hora estaba en el sofá viendo la tele, y ahora estoy sentado delante del ordenador, si viajo un hora hacia atrás en el tiempo, además de pasar a estar una hora atrás, yo, y todas las células que viajaron en el tiempo de mi cuerpo pasarán a adoptar el estado y la posición que tenían hace una hora, vamos que me encontraré en el mismo sofá que estaba hace una hora y con los mismos recuerdos que tenía hace una hora. En resumen, que ni me enteraré que he viajado en el tiempo, ni lo recordaré, ni ocuparé un lugar distinto en el espacio. Vamos, que no me podré encontrar con mi yo en el pasado, porque seré mi yo en el pasado.

    Por eso no nos encontramos con viajeros en el tiempo. Ah, si viajo a un momento antes de mi concepción, simplemente dejaré de existir (hasta que se alcance el momento en el tiempo en el que soy concebido).

    Y ya está. La explicación es sencilla. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es la única que me ha parecido original y francamente divertida ¿Es teoría tuya o la has sacado de alguna parte? Si viajas hasta antes de ser concebido, tus átomos formarán parte del oxígeno que respira tu madre, o del bocata de jamón que se ha comido un rato antes...

      Eliminar
    2. La teoría la he pensado yo. Pero seguro que muchas más personas se les ha ocurrido. Pienso que es bastante lógica y explica que no hayamos recibido ningún viajero en el tiempo.

      No tengo nada contra los bocatas de jamón, pero prefiero ser una buena paella en el pasado. ;-D

      Eliminar
    3. Buena respuesta, y con mucha lógica.

      Yo puesto a elegir entre bocatas y paellas, prefiero ser un arroz negro....ya tu sabeh!

      Eliminar
  29. Para mi el inconveniente más grave de los viajes en el tiempo son las paradojas. Cualquier explicación que encontremos tiene que resolver ese asunto.

    Existe una opción de la que se habla poco pero que siempre me ha resultado sugerente: imaginemos la secuencia de acontecimientos del tiempo pero visata "desde afuera". Nosotros vemos el tiempo desde dentro de él mismo, obligados a movernos constantemente hacia el futuro. Si pudiéramos verlo desde lejos veríamos la historia como una película donde tanto el pasado como el futuro son partes de un mismo todo. En ese sentido, podríamos decir que todo el futuro está predestinado porque la película es una sola, pero desde el punto de vista de cada escena, las siguientes están fuera de alcance y en cada escena los personajes tienen libertad de elegir qué harán, lo cual determinará su futuro. Pero visto desde fuera del tiempo, pasado y futuro son parte de una misma unidad. O sea, como una cinta de una película.

    Bien, con esa idea en mente, volvamos al asunto de las paradojas: asumamos que para que el universo sea consistente no pueden existir las paradojas. Eso implicaría una restricción para todas las posibles "películas" de la historia. Sólo aquellas en las que los personajes no tomaron decisiones que llevaran a paradojas (como utilizar máquinas del tiempo) serían posibles. No importa qué impida que se produzca el viaje en el tiempo. Puede ser tal vez un accidente, o cualquier mínimo detalle sin importancia. Cualquier motivo por el cual el viaje no se realice aunque sea posible, haría que esa historia sea posible.

    Entonces, aplicando el principio antrópico podríamos decir que si estamos aquí discutiendo sobre el viaje en el tiempo, es porque vivimos en un universo posible, o sea en uno donde nunca se creará paradojas incluso si las leyes de la física lo permiten.

    No es que me satisfaga mucho esa explicación pero tiene un toque sugerente que me hace quedarme pensando en ella.

    En realidad la explicación que más sencilla es esta:

    Tomemos como ejemplo la relatividad que nos dice que las leyes de la física prohíben la transmisión de información más rápido que la velocidad de la luz.

    Resulta que se descubre el entrelazamiento cuántico, donde dos partículas se comunican de manera instantánea a cualquier distancia. Parecería que esto permite violar la relatividad pero nos damos cuanta de que no es así, porque si bien hay transmisión de información instantánea, no podemos determinar qué información será transmitida, por lo tanto no sirve para transmitir información útil y no hay comunicación de datos.

    De la misma forma, podemos suponer que a pesar de que haya fenómenos que puedan ir hacia atrás en el tiempo (taquiones por ejemplo), algo impida que transmitan información... Porque en definitiva el viaje al pasado violaría la relatividad igual que el uso del entrelazamiento cuántico para transmitir datos.

    ResponderEliminar
  30. Me gustaría poder viajar al pasado y recuperar el tiempo que he perdido leyendo este blog.

    ResponderEliminar
  31. Excelente artículo. No pretendo hacer publicidad de mi blog, pues hace casi un año que lo tengo abandonado por falta de tiempo, asi que no recomiendo a nadie suscribirse ni nada de eso jejejeje
    Pero me gustaría compartir mi visión acerca de los viajes en el tiempo con estos relatos;

    http://torredelcaos.blogspot.com.es/2010/04/donde-mueren-las-mariposas.html

    y su continuación

    http://torredelcaos.blogspot.com.es/2010/05/donde-viven-las-mariposas.html

    Y luego una visión algo "diferente" aqui

    http://torredelcaos.blogspot.com.es/2010/08/ola-temporal.html

    ResponderEliminar
  32. Vamo a ve:
    Si yo mañana mismo, con una lavadora vieja y un Spectrum que tenga por ahí (que lo tengo, por cierto) fabrico una máquina del tiempo y funciona, si por ejemplo la pongo en marcha un 5 de Agosto a la seis de la tarde, estaremos en dos "tiempos distintos".
    El tiempo "uno", es el tiempo que iría transcurriendo "a los otros". A mis vecinos y familiares.
    El tiempo "dos", es el tiempo que transcurre para mi y que deja de ser tiempo "uno", en cuanto la máquina se pone en marcha y es el tiempo que transcurre dentro de esa máquina, hasta que "aterrizo" en la época elegida.
    Saliéndome de esa fecha y avanzando o retrocediendo a la elegida.

    Es decir, que para viajar en el tiempo, tendríamos que "cambiar de vía" e irnos a otra vía.
    Ya que mientras YO estoy viajando hacia adelante (mucho mas deprisa) o hacia atrás (velocidad negativa), el resto de los habitantes de "mi tiempo", seguirían yendo hacia adelante, a la velocidad habitual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, pero eso no explica por qué no hay viajeros del tiempo a nuestro alrededor.

      Por otro lado, otro asunto importante es el contenido total del universo: es razonable pensar que se mantenga. Si mueves masa a un universo nuevo creado al activar la máquina... en el universo de origen al desaparecer la masa habría una liberación equivalente de energía? Y en el universo de estino, ¿habría una absorción de energía para crear la masa nueva?

      Eliminar
  33. El tiempo, No es una linea en el que yo puedo ir de A a B o ir saltando.... por lo tanto, el salto en el tiempo no es posible... si que cada uno vive su tiempo, con cual podemos controlar nuestro tiempo respecto al de los otros pero nunca saltar en el tiempo.

    un ejemplo para hacerme entender.... supongamos 2 gemelos de 10 años... y uno de ellos quiere saber como sera de viejo a los 70 años

    lo que no es posible es que cuando son jovenes uno de ellos pueda viajar o hacer un salto de 60 años para verse como sera de viejo. no es posible.


    en cambio si es posible relentizar el tiempo de uno de ellos respecto al otro gemelo.. para ver como será de viejo..¿como?.. sabemos de la teoría de la relatividad que cuando alguien o un objeto viaja a la velocidad de la luz, para este alguien u objeto, el tiempo no pasa.. por tanto lo único posible es que un gemelo viaje 60 años a la velocidad de la luz, y al cabo de 60 años un gemelo tendría solo 10 años y el otro 60!.

    Al ser hechos no podrían volver a passar y no se podría volver a passar.


    en el tiempo, se deben diferenciar siempre dos cosas, una los hechos y la otra, el propio tiempo.


    una cosas son los hechos, cuando los hechos han pasado, estos ya han pasado y no se pueden volver a producir, ni volver a verlos. En cambio otra cosa es el tiempo de la materia, cosas objetos, animales etc... cada porción de materia existente tiene su tiempo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, lo que dices es razonable pero lo estás afirmando como si fuera un hecho demostrado. A mi también me suena a que "es imposible" pero no me atrevería a afirmarlo así... sobre todo después de las cosas raras y anti-intuitivas que sabemos ahora sobre la relatividad y la mecáncica cuántica.

      Eliminar
    2. Pos es verdad.
      La energía se debería de mantener constante.
      Teniendo en cuenta, que el Universo de salida pierde parte de la energía y el de llegada gana dicha energía...
      Ahí ya me pierdo...

      Eliminar
  34. Imaginemos el hipotético planteamiento que un viaje al pasado repercutirá en el futuro del que provienes;
    Cambias algo y... ZAS, ¿La época futura de la que provienes cambia de golpe? ¿Se difunde completamente en la nada y en un instante se reconfigura otra “actualizada”? ¿Dónde va a parar el “viejo futuro”? ¿Se elimina y se pierden por completo todos esos datos y dejan de estar? ¿El “nuevo futuro” se coloca “materialmente” en el mismo sitio exacto que el otro (en las mismas coordenadas espaciales)? ¿La cantidad de átomos entre el viejo y el nuevo
    futuro es exactamente la misma? (y ya no digamos la cantidad de estructuras subcuánticas de las que ni siquiera tenemos constancia).
    Los astronautas actuales ya han viajado al futuro, y nos damos cuenta que; o nuestra realidad se ha “desintegrado” y “reconfigurado” multitud de veces sin que nos hayamos dado cuenta (puesto que hay un “desfalco temporal” evidente entre ellos y nosotros), o efectivamente, lo que ocurre es que se dan múltiples realidades que conviven (y que no existe una única realidad temporal y lineal para todos).
    La interpretación de mundos múltiples de Everett sugiere que todos los eventos cuánticos posibles pueden ocurrir simultáneamente en historias exclusivas. Estas historias alternas o paralelas, formarían un árbol ramificado que simbolizaría todos los posibles resultados de cualquier interacción. Debido a que todas las posibilidades existen, eso significaría que el viajero en el tiempo estaría libre de paradojas porque ha pasado a otro universo. Esto explicaría posturas escépticas como la de Hawking (ausencia de vialeros temporales); ya que si hay multitud de versiones distintas de un mismo universo (y de los sucesos que en él ocurren), es imposible que en todas ellas hayan viajeros del tiempo reconocidos (y nuestra versión, podría ser una más de las muchas en las que los viajeros en el tiempo no están presentes).
    Así pues, de viajar en al pasado nos "colocaríamos" en un universo paralelo.

    ResponderEliminar
  35. El problema de viajar en el tiempo hacia atrás es cambiar hechos del pasado que han condicionado el futuro de donde procedamos. Según eso, ese futuro de donde procedemos dejará de existir. Pero este inconveniente se solventa si admitimos la existencia de los 'multiversos', cantidades ingentes de universos distintos que realmente existen. Si modificamos hechos del pasado, ya no podríamos volver al mismo universo de nuestro futuro de donde provenimos (o si, pero entonces volveríamos a un universo donde los cambios introducidos en el pasado no han tenido lugar), necesariamente volveríamos a otro universo en donde los cambios introducidos sean coherentes o compatibles con los cambios generados.
    El viaje al futuro es algo factible físicamente, pensemos simplemente en la hibernación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, que es mas o menos lo que yo quería decir, Maria rosa.
      Que cuando uno se fabrica una máquina del tiempo, "deja atrás" a sus contemporáneos que siguen su curso en su época.
      En cambio tú te recorres ese tiempo que pasas en la máquina, mas el tiempo que tienes cuando "aterrizas" en la época que sea (o meno, si se va al pasado).
      Digamos, que "se cambia de vía" y se va por otro lado.

      Eliminar
  36. Hay una novela de Tim Powers (Las Puertas de Anubis) que da una explicación realmente buena sobre este hecho: los viajeros del tiempo están entre nosotros... pero no podemos reconocerlos. Es muy simple, si yo viajo al pasado y golpeo a Shakespeare, está claro que eso ha sucedido.

    Por tanto, en el presente se puede estudiar que a Shakespeare le golpeó alguien. Así, si ahora mismo encontramos gente de la que no se sabe de dónde viene o quienes son, es posible que sean viajeros del tiempo que están estudiándonos. Igual los que desaparecen sin dejar rastro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, si mato a Shakespeare... ¿Es como si nunca hubiese asistido?.
      Entonces volvemos al famosa contradicción del abuelo.
      Si viajo al pasado y mato a mi abuelo. ¿Entonces yo no nazco?.
      Y si no nazco, entonces no puedo viajar al pasado.
      Sigo pensando en los Multi-Universos o en los "cambios de vía" para ir a ellos.

      Sin embargo y volviendo a la pregunta original, deberíamos de ver viajantes de otros universos, que vienen de rebote a estos.

      Eliminar
    2. Y esa misma explicación, la vi en un cómic de la publicación "1984" de hace ya años. Se traba de una obra del autor Alex Niño, en donde los viajeros iban a la época de los dinosaurios y mataban uno por error, cambiando totalmente el futuro.
      Al llegar al presente, resultan ser una raza totalmente distinta y la vida en la Tierra es totalmente dista también, pero piensa que siempre han sido así.

      Eliminar
  37. Quiero pensar que viajar en el tiempo puede llegar a ser posible algun día, pero si ahora mismo alguien puede, seguramente este tan lejos de nosotros que aun ni nos conozca. Quiza viven tecnologicamente muy avanzados pero aun así que vengan y nos estudien por así decirlo desde nuestro pasado deber ser igual de dificil o más que ganar la loteria por ejemplo, lo digo por el número ingente de civilizaciones que debe haber. Ahora que el ser humano alguna vez lo consiga, bueno eso marcaria un hito tan enorme que o seriamos capaces de corregir todos los errores del pasado o nos veríamos impotentes al no conseguir absolutamente nada, habría que viajar para descubrirlo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aja... corregir errores... Pero si en el pasado ha habido errores eso significa que ningún viajero del tiempo los corrigió, o sea que sería pureba de que el viaje en el tiempo no es posible... A demás están las paradojas obvias: ¿si viajas al pasado para corregir un error, entonces ese error no ocurrió nunca? Y si no ocurrió nunca, no hay necesidad de viajar a corregir nada, así que si no viajas nada evitará el "error" del pasado.

      Sin universos paralelos la cosa no tiene sentido. Y ¿qué viajero del tiempo querría abandonar para siempre su universo sólo para corregir un error de otros?

      Eso con respecto a los temas filosóficos. Hemos dejado de lado los asuntos físicos como conservación de materia y energía y cosas así.

      Eliminar
    2. De todas maneras, amigos, los errores del pasado son los aciertos del futuro.
      De hecho, la humanidad y la historia del Universo, ha funcionado y funciona así.
      Son acontecimientos que están unidos a acontecimientos.
      Se me ocurre el ejemplo, del castigo a Alemania por el tratado de "Versalles".
      Alemania hundida, vencida e inmersa en una gran crisis, vio la recuperación de su autoestima con la llegada de III Reich.
      Después de una terrible guerra que duró hasta 1919, vino la venganza en el 39 y tras esto la persecución judía que ahora de alguna manera, están pagando otros pueblos en Oriente Medio.
      Solucionar ese error, sería probablemente crear otros, ya que si se solucionan los errores, pero si el Ser Humano es el que sigue siendo igual, pues apañados estamos, hermanos.

      Eso sin contar, que incluso "lo malo", es "bueno", ya que la experiencia es la que nos dicta el porqué ese camino es adecuado y no otro.
      El problema verdadero, es que no sabemos nunca ver las señales verdaderas y nos dejamos influir por otras causas ajenas, como ideologías, creencias religiones, recetas y mandamientos...
      Y del análisis real de las situaciones, nos olvidamos siempre.

      Eliminar
  38. De todas formas, de alguna manera ya se puede viajar en el tiempo, aunque sólo sea "hacia adelante".
    No tengo ganas de enrollarme mucho y tampoco me acuerdo demasiado, pero según la Teoría De La Relatividad Especial, un viajero que vaya a las estrellas y vuelva a la Tierra, el tiempo habrá pasado de forma diferente para él, que para los que nos quedamos en la Tierra.
    Dos gemelos que nacieran el mismo día y uno se quedara y otro hiciese un largo viaje, para él habrá pasado a los mejor 20 años, pero para su hermano habrá pasado mas tiempo.
    Cuando este hermano venga, encontrará al que se quedó en la Tierra mas envejecido, aunque sea poca diferencia (alguna cana mas, por ejemplo).

    Me gustaría saber la opinión de "los entendidos" de esto (mas que yo, por lo menos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ese asunto es de sobra conocido y no hay que ser demasiado entendido. Basta con haber visto unos cuantos documentales.

      Está comprobado experimentalmente que moverse a velocidades altas hace que el tiempo transcurra más lento. También está comprobado experimentalmente que los campos gravitatorios hacen que el tiempo corra más despacio. De hecho, el efecto de la gravedad de la Tierra tiene que tenerse en cuenta en los GPSs porque de lo contrario habría errores de cientos de metros en las posiciones.

      El asunto controvertido es el de los viajes al pasado, no al futuro.

      Eliminar
    2. Mmmm...
      Déjame "roerlo", que luego te contesto... 8)

      Eliminar
  39. En el ejemplo de los gemelos, si el gemelo viajero no superan la velocidad de la luz no sería un viaje en el tiempo, sería viajar a dos velocidades, con las consecuencias que comenta Alejandro sobre los GPSs.
    Me explico......si tú vas en tu coche por una autopista a 120 km/h y en paralelo otro circula a la misma velocidad, lo percibes parado, si este acelera hasta 170 km/h ves que se aleja de ti a 50km/h.

    Con la luz no ocurre esto, si pudiésemos viajar a la velocidad de la luz (300.000km/segundo) o velocidades cercanas por ejemplo a 290.000 km/s la luz no se alejaría de nosotros a 10.000 km/s se seguiría alejando a 300.000 km/h.

    El viaje en el tiempo comenzaría al rebasar la velocidad de la luz, entonces supongo que viajaríamos al futuro y quizá solo en esta dirección.

    ResponderEliminar
  40. No me suena Juanma que el ejemplo sea el mismo, ya que los gemelos se contemplan parados y en un mismo lugar una vez que regresó a la tierra, con diferentes edades o envejecimiento.
    En el caso de los dos vehículos que propones, se trata de una velocidad relativa una de otra, que en caso de colisión se sumarán o restarán, dependiendo del sentido de la marcha.

    ResponderEliminar
  41. Trataba de decir que ninguno de los gemelos ha viajado al futuro ni al pasado, simplemente el tiempo ha transcurrido mas lento para el gemelo viajero que para el gemelo terrestre. Siempre y cuando el viajero no rebase la velocidad de la luz.
    También se puede poner el ejemplo de dos gemelos que decidan vivir en planetas distintos, uno en Mercurio y el otro en Júpiter, al paso de los años vuelven a encontrase en un mismo planeta y el que ha vivido en Mercurio será más viejo que el gemelo de Júpiter. Al tener mayor masa el tiempo transcurre más lento que en Mercurio, y ninguno de los dos a viajado en el tiempo.

    El tiempo/espacio y la materia/energía son relativas, la luz una constate. Si quieres adelantarte a los acontecimientos debes ser más rápido que ellos, o encontrar un agujero de gusano.

    ResponderEliminar
  42. El libro "ZigZag" de José Carlos Somoza trata sobre un grupo de científicos que, gracias a un acelerador de partículas, consiguen "grabar el pasado". Introducen en el acelerador imágenes sacadas de satélites y cámaras de videos en el presente y, gracias al choque con las partículas, las cuerdas de tiempo se abren y obtienen una imagen del mismo lugar pero tanto tiempo atrás como hayan determinado aplicando más o menos velocidad al acelerador. Al final, por supuesto, se lía parda y empieza a morir gente. Es mi libro favorito y lo recomiendo a todo el mundo.

    ResponderEliminar
  43. otra sugerencia, bueno, 2 sugerencias:
    1) nadie viaja al pasado aunque se pueda porque es como ver a los muertos, y da mal rollo
    2) el viaje en el tiempo es posible pero por ejemplo venir al siglo XXI es peligroso (guerras, polis corruptos etc) y por eso prefieren ir al pasado en realidades virtuales, que no entrañan peligro y estan tan conseguidas que parecen reales

    ResponderEliminar
  44. lo que no saben es como ir al futuro
    porque el primer supuesto viajero del tiempo john

    gracias por leer :D

    ResponderEliminar
  45. Echad un ojo a este vídeo que os pongo.
    Es cuanto menos, curioso:
    http://youtu.be/O2snTpZawU0

    ResponderEliminar
  46. Y si ya los ha habido? Y si ya han hecho cambios? Vemos nuestra historia plagada de errores pero, podemos llegar a imaginar las repercusiones de unas decisiones diferentes? Por esta vez, y aunque vaya a pareceros políticamente incorrecto, tomemos el ejemplo de hitler. Si un viajero toma la decisión de arreglar el pasado e impide el nacimiento de hitler, que sociedad se crearía de esa decision? Podríamos suponer que no hubiera ocurrido la 2 guerra mundial? En que clase de personas nos convertiriamos? Debemos tener en cuenta que la personalidad de un individuo es fruto de un cumulo de experiencias, si lo medimos a gran escala y lo extrapolamos a este ejemplo, todo nuestro mundo seria diferente, verdad? Y si la sociedad creada fuera peor? Y si lo que ha pasado es exactamente lo mejor que podría haber pasado? Se que el ejemplo de hitler no es el mejor y algunos me tachareis de insensible, pero es el posible cambio mas drástico que se me pueda ocurrir a corto plazo. Una sociedad que no hubiera vivido una guerra mundial, su mentalidad seria diferente. Los sentimientos políticos e interraciales que conocemos podrian ser distintos. Aparte debemos tener en cuenta la cantidad de personas que seguirían vivas y por lo tanto sus descendientes, nuevas historias, matrimonios distintos, personas que en nuestro tiempo existieron y que fueron fundamentales para la historia, el avance, etc y que no habrían existido. Seria una sociedad diferente, puede que menos avanzada, puede que... Y esto es solo seria un cambio en un viaje de menos de un siglo, imaginaos las infinitas posibilidades en un viaje mucho mayor.
    Y si ya se ha controlado o modificado nuestra historia en la mejor dirección posible? El ser humano es muy numeroso y no es perfecto y por lo tanto tampoco es perfecta su sociedad. Somos una raza peligrosa y auto destructiva que nunca tendrá un mundo ideal, nuestra balanza entre el bien y el mal es muy errática. Somos capaces de lo mejor y lo peor al mismo tiempo y eso es muy difícil de controlar. Por eso un mínimo cambio en nuestra linea temporal conllevaría grandes consecuencias en el futuro. Si existen los viajeros, deben ser personas capaces de ver a gran escala lo que los cambios pueden originar. Un viaje en el tiempo no es algo con lo que se pueda jugar o veranear, cualquier decision que se tome diferente acarrea grandes consecuencias (el aleteo de una mariposa...).
    Si esos viajeros existen, deben de ser personas muy sabias, que observarían el paso del tiempo y no influirían en él porque si. Así que, por el mismo motivo, y por el impacto que tendrían, no revelan su identidad. Quizá se mezclen entre nosotros sin que lo sepamos o quizá dispongan de tecnología que no nos permita descubrirlos. Quizá con sus cambios nos estén empujando a un futuro diferente al suyo. Quizá el suyo sea fatídico para la raza humana y han vuelto para corregir sus errores y no los nuestros. O quizá han venido a corregir los de los primeros viajeros que la cagaron tanto que crearon otro futuro, uno en el que la forma de viajar por el tiempo no fue descubierta hasta muchos años después. Quizá en otra linea temporal ya estábamos haciendo el gamberro por el tiempo o viendo como lo hacían.
    Aunque claro, también puede ser, que sea imposible viajar en el tiempo, ahora y siempre.

    ResponderEliminar
  47. La respuesta es simple,. la humanidad como la conocemos ahora, por alguna razon se habra extingido antes de llegar a construir dicha tecnologia por lo cual el viajero del futuro nunca llego

    ResponderEliminar
  48. Tengo una respuesta triste: Superdeterminismo de Bell.

    ResponderEliminar
  49. Me parece interesantísimo tu articulo, por eso me molesta profundamente que lo que parece magufo te lo haya copiado ínntegramente, alo mejor ya estás enterado, pero a título informativo...
    https://libertaliadehatali.wordpress.com/2011/01/14/por-que-no-vemos-viajeros-del-tiempo/

    ResponderEliminar
  50. Perdona, sí que te cita, eso me pasa por no leer hasta el final. Disculpa.

    ResponderEliminar
  51. Pues el viaje en el tiempo definitivamente es posible, y se experimenta en dos fenomenos:

    -Cada día viajamos hacia el futuro
    -Los efectos de la relatividad que han sido medibles, a velocidades cercnas a la luz los relojes se ralentizan.

    Los dos anteriores son de alguna forma viajes en el tiempo.

    Ahora, viajar al pasado acaso no requerira que este pasado este ralentizado en algun lugar..?? tal como sucede con la nave que se mueva a velocidades cercanas a la luz...?? sera que son dos cosas distintas el tiempo ralentizado que el viaje en el tiempo al pasado...??

    Habra que reflexionar sobre eso.

    Pero bueno, en el caso que si se pueda viajar al pasado, es dificil creer que algo de nuestra epoca no sea de interes a los viajeros del futuro, entonces solo queda creer que tienen la tecnologia de camuflaje capaz de pasar invisibles a nosotros...es la unica explicación.

    ResponderEliminar