Materia y materialismo (reseña)

Este no es un libro de divulgación científica al uso. O sí, no lo tengo claro. Es un libro que habla de ciencia, de conceptos científicos. Pero también es algo más, hay filosofía de la ciencia en él, hay algo, un no sé qué que lo hace diferente. Si uno lee detenidamente su breve título no llama excesivamente la atención y, sin embargo, lo que el lector se encuentra en cuanto abre el libro constituye una pequeña enciclopedia sobre dos conceptos: materia y materialismo. En su más amplia acepción ambos.

Materia y materialismo, editado por Ediciones de Pasado y Presente y escrito por el reconocido y galardonado físico catalán David Jou Mirabent, está dividido en cuatro bloques temáticos a lo largo de los cuales se repasan sendas facetas de la materia: la materia elemental, constituida por sus entidades discretas, las partículas elementales, inmersas en el vacío cuántico, un hervidero de fluctuaciones según la física actual; la materia cosmológica, integrada por la materia bariónica ordinaria, la materia y la energía oscuras, de las que aún desconocemos su verdadera naturaleza y que impregnan la práctica totalidad de la cosmología contemporánea; la materia tecnológica, base del desarrollo técnico de las sociedades humanas desde la antigüedad pero también origen de problemas acuciantes tales como la contaminación atmosférica, la carrera armamentística u otros; y, por último, la materia viva, cuyo máximo exponente es la biología, sin duda la ciencia encargada de responder a los mayores retos actuales y futuros de la humanidad, tal como el concepto de vida, ya no solo humana o animal, ni siquiera terrestre, sino incluso extraterrestre.

A lo largo de estas cuatro unidades temáticas, Jou introduce al lector de forma acelerada en los submundos de la física de partículas, las interacciones básicas, la cosmología. Pero también en la ciencia y tecnología de los alimentos, la ciencia de los materiales (microelectrónica, materiales inteligentes), la biología sintética, ingeniería genética, robótica, inteligencia artificial, etc. Todo ello con el propósito de mostrar la relación íntima entre la materia y el ser humano, la vida, el universo, el espacio y el tiempo.

No obstante, no hay que engañarse, pues como digo, Materia y materialismo no es únicamente un libro de ciencia, ya que en tal caso no pasaría de ser uno más. Lo que el autor pretende es más ambicioso. Efectivamente, la filosofía juega un papel determinante en el texto. El conjunto de corrientes filosóficas conocido como materialismo, y sus diversos matices (atomista, mecanicista, alquimista, dialéctico, tecnológico, evolucionista y otros) ¿realmente constituye una explicación suficiente de la realidad? ¿Todo se reduce a materia? ¿Hay algo más?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada