La realidad oculta (reseña)

"Sólo mediante la búsqueda racional de teorías, incluso las que nos introducen en dominios extraños y poco familiares, tenemos una oportunidad de revelar la extensión de la realidad." Así concluye el libro de Brian Greene "La realidad oculta", publicado por la editorial Crítica. Y esa última frase es toda una declaración de intenciones y un resumen perfecto de la temática que aborda el texto.

Explicado con una claridad al alcance de únicamente unos pocos divulgadores en el mundo, Greene nos abre los ojos a una nueva realidad mucho más rica y variada que la considerada habitualmente por la mayoría de los investigadores y científicos. A lo largo de las más de cuatrocientas páginas del libro (extensamente anotado, por cierto) desfilan nada menos que nueve versiones distintas de multiversos o también llamados universos paralelos, cada una de las cuales surge del ingenio y la creatividad humana. El autor, aunque plenamente consciente de la dificultad que entraña la demostración fuera de toda duda razonable de estas más amplias visiones de la realidad que normalmente experimentamos (la de un solo universo, con una sola clase de leyes físicas y unos valores concretos de las constantes de la naturaleza, masas de las partículas, etc.) no se cierra ninguna puerta.

Las nueve versiones de universos paralelos que se describen en profundidad en el libro de Greene se encuentran resumidas en el capítulo 11, en forma de tabla. Así, surgen el llamado multiverso mosaico como consecuencia de la suposición de un universo infinito, el multiverso inflacionario formado por universos burbuja similares al nuestro que surgen de admitir la idea de inflación eterna, el multiverso brana que surge de forma natural de la teoría de cuerdas, el multiverso cíclico originado por colisión de branas, el multiverso paisaje que nace por combinación de cosmología inflacionaria y teoría de cuerdas, el multiverso cuántico como extensión lógica y natural de la interpretación cuántica de los muchos mundos de Hugh Everett III, elmultiverso holográfico, el multiverso simulado derivado de los saltos tecnológicos inevitables y, por último, el multiverso final que afirma que cualquier universo posible es real o, dicho de otra manera, las matemáticas son la realidad.

A pesar de que numerosos científicos de todo el mundo consideran las teorías anteriores como no científicas por no ser comprobables experimentalmente o falsables, Greene ofrece una serie de razonamientos en sentido contrario, proporcionando ciertas técnicas sobre la forma de proceder a la hora de determinar u observar pautas que podrían apoyar o descartar cada una de las nueve versiones de mundos paralelos descritas. Puede que sean necesarios años o décadas o incluso siglos de trabajo tanto teórico como experimental para poder decidir si alguno de los nueve modelos (o quizá algún otro diferente) es el correcto o quizá todos falsos, pero, como el propio Brian Greene advierte, si el lapso de tiempo fuese demasiado largo para nuestra paciencia, probablemente esto nos haría plantearnos la siguiente pregunta: ¿qué es realmente la ciencia?


En definitiva, y si uno no quiere destrozar el libro que, por otra parte, resulta enormemente recomendable por la amplitud de miras que proporciona, así como la nada despreciable cantidad de física involucrada, poco más resta por decir. Quizá que no os perdáis la Tabla 4.1 en la que se relacionan extensamente a lo largo de tres páginas una serie de experimentos y observaciones con la capacidad de relacionar la teoría de cuerdas con los datos. Resulta impagable para entender y comprender el estado actual de la teoría y por dónde puede seguir su camino a la hora de concluir definitivamente si se trata del mejor modelo de la realidad que conocemos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada